INSTITUTO DE MUJERES EN EL ESTADO MANTIENE SU LÍNEA DE ATENCIÓN PERMANENTE

Como parte de su apoyo a este sector de la población, el Instituto de las Mujeres en el Estado tiene en funcionamiento una línea telefónica gratuita para atención a los problemas en todos los ámbitos que lleguen a tener las mujeres en San Luis Potosí y a la cual pueden acceder desde cualquier punto de la entidad.

Esto lo informó la titular del IMES, Erika Velázquez Gutiérrez, quien indicó que el servicio TELMUJER el cual se marca 075, se suma al servicio CONFIATEL 01 800-672-14-33, que surge como un coadyuvante de las mujeres de manera inmediata en algunas situaciones de emergencia y de orientación.

Ambas líneas telefónicas, -dijo- brindan atención en crisis a toda la población que lo solicite, sin importar edad, sexo, condición social, estado civil, físico y emocional, en tanto que los psicólogos y abogados que brindan este apoyo ofrecen alternativas de solución ante la problemática en que se encuentren la persona.

“Al ser víctima de maltrato físico, emocional o sexual no depende de la situación económica o social, y tampoco el nivel educativo de la mujer”, puntualizó.

Sostuvo que entre los motivos de la violencia psicológica se encuentra, que la mujer le deje de hablar a su pareja; enojo porque no están los quehaceres de la casa; por el supuesto incumplimiento de las obligaciones de la mujer, eventos a los que siguen las agresiones físicas que van desde empujones, jaloneos, hasta los golpes; en el aspecto sexual, el maltrato se refiere a ser forzada a tener relaciones sexuales.

Ante situaciones como las referidas, la titular del IMES exhortó a aquellas mujeres agredidas física o psicológicamente a que utilicen el servicio TELMUJER, a través del cual se les podrá ayudar en todos los aspectos con profesionales con experiencia en este campo, para que sus problemas sean atendidos de manera inmediata.

A la par del servicio de atención telefónica, –agregó- el Instituto de las Mujeres del Estado cuenta con el grupo de ayuda mutua, el cual es un espacio de escucha, reflexión y autoestima de manera grupal, guiado a través de sesiones programadas por profesionales en el manejo de la violencia contra las mujeres.

“El objetivo es desarrollar en las participantes nuevas habilidades de enfrentamiento a situación de violencia, que les permita una elección en favor de ellas y sus familias. Las mujeres que integran el grupo fluctúan entre 18 a 40 años, todas ellas con vivencias actuales o pasadas de violencia en diferentes modalidades, acuden de manera voluntaria a las sesiones programadas una vez por semana”, detalló.

Finalmente, señaló que hasta el momento, se registran diversos cambios en las mujeres del grupo, los cuales favorecen nuevas posibilidades de vida, la reorganización emocional y familiar, así como el desarrollo de facultades personales.

[whatsapp_share]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.