miércoles 23 octubre 2019

AGRESIÓN AL DIRIGENTE NACIONAL DEL PRD ES UNA ROTUNDA BAJEZA

María Elena Yrizar Arias

A finales de enero pasado, ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos la regidora del PRD Ana Rosa Pineda Guel presentó una denuncia en contra del alcalde capitalino Xavier Nava, el secretario general Sebastián Pérez y el tesorero Rodrigo Portilla Díaz, por violencia política de género en su contra, ocurrida en sesión de Cabildo, en la que afirma fue tratada de manera ofensiva, agresiva y se le impidió expresar con libertad sus posturas. Por lo pronto, la CEDH decretó medidas cautelares para que en las próximas sesiones del Cabildo los denunciados y otros eviten incurrir en la misma práctica atentatoria de los derechos y dignidad de Pineda Guel, que es una representante popular.

Categóricamente expreso que “esto no se queda en lo mediático, voy a llegar a las últimas consecuencias, las mujeres estamos siendo tomadas en cuenta por los partidos y estamos cumpliendo con nuestras funciones en el Cabildo, eso les molesta a los hombres, me he manejado como una opositora responsable y he recibido solamente acoso, faltas al respeto, me han denigrado porque no tengo una carrera profesional”. La regidora perredista manifestó que hay que hacer valer los derechos de todas las mujeres que están en el Cabildo. Yo, dijo Ana Rosa Pineda Guel, levanto la voz por ellas y las que votaron por nosotros, “merezco respeto, no se me debe tratar como menos de ninguna manera por parte del alcalde, el secretario y el tesorero; yo represento a un sector de la población, hay que gobernar para todas las clases sociales”. También preciso que “he sido opositora congruente y responsable”, según lo declaró a Código San Luis en nota del 31 de enero pasado.

El 14 de febrero pasado, leímos que a unos días de que la regidora Pineda Guel presentara formalmente diversas denuncias y quejas ante las instancias correspondientes, tras la agresión de la que fuera víctima por parte de varios funcionarios del Ayuntamiento capitalino, la diputada local María Isabel González Tovar conminó a las autoridades de los diferentes órdenes gubernamentales para que se le brinde la atención necesaria y se garantice su protección ante una posible represalia, así lo dice el artículo de: http://closeup.mx/…/pide-diputada-proteccion-para-la-regido…

El 4 de marzo se llevó a cabo la inauguración del evento “Mujeres con Poder y sus Derechos” por parte del Xavier Nava Palacios, presidente municipal capitalino, en el cual la regidora Ana Pineda Guel se manifestó de manera silenciosa, con una pancarta en la que se leía: “No a la violencia contra mujeres”, lo hizo con el objetivo de evidenciar la incongruencia del alcalde de la capital al realizar eventos contra la violencia hacia la mujeres, cuando ella fue víctima por parte de las autoridades municipales al violentar sus derechos dentro del Cabildo.

Como se puede apreciar en las anteriores notas, la regidora Ana Rosa Pineda Guel se dice víctima de violencia, que ella se ha manejado como una opositora responsable, que merece respeto y que representa a un sector de la población. Bueno, hasta aquí, las cosas parecían buenas para ella, que se autocalificó bien.

Pero, las cosas no son como ella las dijo anteriormente, ya que demostró lo contrario,  la regidora del PRD del Ayuntamiento de San Luis Potosí, Ana Rosa Pineda Guel, acompañada de un grupo considerable de mujeres, se instalaron frente del hotel Panorama, ubicado a un costado de la Plaza de los Fundadores, lugar donde se encontraba de visita el dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila, acompañado por Pedro de Jesús Olvera y Juan José Ruiz Hernández, conocidos perredistas de la capital. Al salir ellos del hotel, de pronto la regidora Pineda Guel y algunas de esas mujeres atacaron al dirigente nacional lanzándoles unos huevos y diciéndoles “aquí no los queremos… fuera”, lo que se puede apreciar en un video de 17 segundos que circula en redes sociales, donde se ven y escuchan las manifestaciones y huevazos lanzados a estos personajes.

Entonces, si la regidora Pineda Guel es capaz de esta clase de bajeza agrediendo a su líder nacional del PRD, la pregunta aquí sería: ¿Es la regidora del PRD verdaderamente víctima del presidente municipal Xavier Nava y sus funcionarios mencionados? ¿Dónde está el respeto que dice tener como una opositora responsable? ¿Entonces es opositora del propio dirigente nacional de su partido? ¿Dónde está su responsabilidad? ¿Y los valores que presumió previamente, a dónde se fueron?

Lo anterior es una prueba de la falta de congruencia de esta regidora entre lo que se jacta de ser y lo que realmente demuestra ser con sus hechos. Ya que su conducta demuestra que no tiene respeto ni de ella misma y menos del dirigente nacional. Entonces, ella hace política con violencia, los hechos la delatan.

Ayer por la tarde tuve la oportunidad de entrevistar al dirigente nacional Ángel Ávila, a quien le pregunte qué opinaba sobre la agresión de la regidora de su partido. Y contestó: “En el partido no vamos a permitir esta clase de bajezas, van a ser expulsadas estas personas, por dañar la imagen del PRD y por agresiones a un dirigente y militante, si un militante agrede a otro, deberá ser sancionado”, refiriéndose a la regidora Ana Rosa Pineda Guel. Aseguró que “estas actitudes no caben en el partido. Esta situación deberá ser discutida con la dirección nacional del partido, donde se tomarán las medidas para expulsar a la regidora y sus acompañantes”. Y agregó que la regidora no se manda sola.

Así las cosas en el PRD capitalino. Existe una gran pugna localmente por las diversas corrientes al interior, entre los gallardistas y los tradicionalistas, tal como lo escribí en http://lajornadasanluis.com.mx/…/limpia-del-gallardismo-el…/

De tal manera que es posible que este ataque al dirigente nacional sea una muestra de lo que afirmé en mi artículo anterior. Pero eso no le quita que es una vil bajeza, y más viniendo de una mujer que se hace la víctima y acaba victimizando a su dirigente nacional.

Mariaelenayrizararias@gmail.com