jueves 22 octubre 2020

UTOPÍA

Existen pocos políticos en el país que tengan una mayor aprobación a la que fueron votados terminando su gobierno (para este ejemplo bastaría con hacer un análisis de los presidentes municipales en Matehuala que han ganado con una alta diferencia) Andrés Manuel López Obrador es uno de esos pocos políticos, pues si hacemos memoria cuando fue jefe de la Ciudad de México en las elecciones del 2000 cuando ganó aquella contienda con el 37.75% de los votos contra el 34.29% de su rival más cercano, obteniendo una mínima diferencia del 3.46%.

Conforme avanzó su mandato, aquellas cifras con las que había ganado su jefatura en la ciudad más grande del país, AMLO logró una aceptación de 7 de cada 10 ciudadanos de las 16 delegaciones de la CDMX, cifras que se vieron reflejadas en la elección del 2006 en su aspiración a presidente de México, elección muy cerrada y muchas dudas… Sin embargo, en la ciudad que gobernó, logró superar los votos de aquella elección del 2000, (desde los ciudadanos de las lomas de Chapultepec hasta los ciudadanos de Milpa Alta) pasaron 12 años para que “El Peje” como era conocido, volviera a participar y ganara con el 53.17% de los votos a nivel nacional, siendo este el mas alto en la historia del país desde que un órgano externo se encargara de las elecciones presidenciales.

Andrés Manuel ha cambiado mucho desde que fue jefe Gobierno, y se ganó la aceptación de sus gobernados, dando buenos resultados, llevándolo al lugar que ocupa ahora, lo cual surge la pregunta ¿Por qué no está esos resultados como cuando fue jefe de gobierno? ¿La edad? ¿Son otros tiempos? ¿La pandemia? ¿Su gabinete? ¿Es demasiado temprano para evaluarlo? Son diferentes preguntas que surgen para poder entender que es lo que está pasando, pues cada vez son más personas que se dicen estar decepcionadas de haber votado por el.

Las elecciones en EUA cada vez están más cerca, es de interesarnos lo que está en juego en nuestro país vecino, pues vivimos en un mundo globalizado, y lo que pasa en un país como Estados Unidos puede afectar o beneficiar a los demás países, ahora agreguémosle la relación tan cercana que tenemos con ellos, desde un gran número de empresas americanas en nuestro territorio, que generan miles de empleos, hasta nuestros paisanos que trabajan allá, basta recordar la cancelación de la planta FORD en nuestro Estado, que tenía una inversión estimada por $1, 600 millones de dólares y la creación de 2, 800 empleos, cancelada por presiones de Donald Trump.

Eduardo Verastegui, actor mexicano, fiel defensor de la vida y de El Vaticano, fue invitado por el presidente Trump a formar parte de su gabinete, siendo está una jugada para ganar aceptación con el voto hispano, otra de sus jugadas fue también ofrecerle indulto a Julian Assange a cambio de revelar la fuente que accedió ilegalmente a la convención nacional demócrata, jugada donde hace uso de su poder, haciendo alarde a esa frase de Maquiavelo “El fin justifica los medios”.

Por el lado en la política local, tal parece que ahora si habrá un cambio en los partidos de Morena, PAN y PRI, después de muchos años descubrieron que para obtener resultados distintos a los que se han tenido (en un Matehuala endeudado, y sumido en la corrupción que no ha logrado despejar), se dieron cuenta que se necesitan candidatos honestos, preparados y con el ideal de transformar y no conservar, para sorpresa se dieron cuenta que los tienen en sus partidos, donde empezaron como jóvenes y ahora son jóvenes adultos, por Morena han decidido postular a Osiel Monsiváis, por el PAN a su ex dirigente juvenil Fabiola Rodriguez y por el PRI también a su ex dirigente del frente juvenil, Efren Herrera, políticos formados y de ideales. ESTO EN LA CIUDAD DE LA UTOPIA.