miércoles 22 septiembre 2021

TRABAJAN EN RESGUARDAR LA INTEGRIDAD DE MENORES MIGRANTES

El Sistema Municipal DIF  de Matehuala vigila la seguridad de los niños y niñas que por diferentes circunstancias de  sus padres tienen que migrar pasando por este municipio, por lo que se les brinda apoyo e información para poder solucionar su situación que en muchas ocasiones los pone en riesgo.

La Trabajadora Social del DIF Wendy Rivera Zamora informó que ante la pandemia el número de migrantes centroamericanos habría disminuido notablemente, sin embargo a medida que pasa el tiempo comienza a incrementarse nuevamente su presencia en este municipio, por lo que  el DIF Municipal se mantiene atento a las necesidades de estas personas que  detienen su paso en este lugar con el propósito de obtener recursos para continuar con su viaje.

Lo más importante para nosotros es que no se ponga en riesgo la integridad de las niñas y niños que acompañan a sus padres en esta difícil travesía, por lo que procuramos emitir las recomendaciones correspondientes para que se les brinde la seguridad necesaria, afirmó la trabajadora social.

Se han atendido personas provenientes de Honduras de Haití y de otros lugares más, a quienes se les proporciona la información necesaria para que no pongan en riesgo su vida ni la de los menores que los acompañan, es muy común que muchas familias migrantes utilicen los cruceros de la carretera 57 para solicitar apoyo económico o bien para vender pequeños artículos y recabar de esta manera, algo de dinero que les permitirá alimentarse y seguir su paso, sin embargo al tratarse de la presencia de menores el DIF municipal recomienda evitar exponerlos al peligro por lo que les  brinda alternativas.

Se les proporciona apoyo alimentario, además de la opción de gestión de descuento en el transporte terrestre para que su estadía sea breve y puedan avanzar a su destino sin afectar a los menores, en ocasiones y a pesar de la intervención del DIF hay quienes reinciden en estas acciones de riesgo por lo que se insiste de manera reiterada para que los niños no sean expuestos.