María Elena Yrizar Arias

Desde que se difundió en los medios de comunicación social un inocente video donde se invitaba a todos a que concurrieran a los festejos de los XV años de una joven potosina del semidesierto, que su familia y ella viven en una comunidad llamada La Joya, del municipio de Charcas, se volvió el tema más grande y bien estructurado para ser usado por muchos como un pretexto para hacerse notar por ese evento.

Así, Televisa invitó a los padres y a la festejada al programa de Andrea Legarreta, donde fue entrevistada la familia y de allí le sobraron quienes quisieran pagar el vestido, regalar el maquillaje, darle a Rubí la oportunidad de participar en la serie televisiva La Rosa de Guadalupe, y así, un sinfín de comentarios por todos lados, revistas, periódicos, políticos, comerciantes, marcas de prestigio, entre otras, que dijeron estar muy puestos en el festejo.

María Elena Yrízar Arias

Con cierto beneplácito el lunes 19 de esta semana, en una conferencia de prensa que ofrecieron en esta capital, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales, autoridades militares y el gobernador Juan Manuel Carreras, hablaron sobre la seguridad que ellos dicen que priva en el estado de San Luis Potosí y sobre la “percepción” que  existe sobre crimen y violencia, que según ellos no corresponden con la realidad que vivimos los ciudadanos de este estado.

Así lo aseguró en esa conferencia de prensa Renato Sales, quien declaró que “previamente tuvimos una reunión fructífera en la que, como les comentaba el señor gobernador, se tomaron acuerdos importantes vinculados con la estrategia implementada desde septiembre a la fecha para disminuir la incidencia delictiva básicamente en lo que es a homicidios en nuestro país. Entre los acuerdos que hay que destacar, lo señalaba ya el señor gobernador, está la posibilidad de incrementar el apoyo en la zona metropolitana a cargo de Policía Federal, específicamente para cuestiones vinculadas con disuasión, con patrullaje y por supuesto también en áreas de inteligencia para proceder a la captura de objetivos en específico, que están generando violencia y la suscripción de un convenio para también fortalecer técnicamente la protección de la zona y también del estado, con presencia de cámaras y vinculación con Plataforma México, específicamente”.

María Elena Yrizar Arias

El triunfo de Donald Trump en Estados Unidos ha causado una serie de expectativas y miedos que han generado infinidad de opiniones. Los mismos ciudadanos de aquel país –me refiero a los  legales– se encuentran confundidos, divididos y enojados. Las reacciones son muy naturales, ya que como candidato a la presidencia de la república más poderosa del mundo, sus palabras en campaña, ríspidas y amenazantes, sacaron de quicio a varios gobiernos de las diversas regiones del orbe y alcanzaron hasta a nuestros paisanos potosinos que habitan ilegalmente en aquel país, ya que la llegada de este hombre al próximo gobierno les ha dado incertidumbre del futuro inmediato, ya que si son expulsados de aquellos lugares donde habitan y laboran para llevar a cabo el sueño americano y fueran remitidos a nuestro país, pues sus situaciones serían aún más difíciles desde cualquier punto de vista. Pero como hemos visto Trump ya se ha retractado de sus afirmaciones tan ilógicas y exageradas, lo que posiblemente obedezca a una postura más inteligente que se adecue a la realidad política de nuestros vecinos. Esto es muy simple porque del dicho al hecho, hay un gran trecho. Por acá, le consideramos como un exagerado.

Es para reírse un poco eso de que se va a hacer un muro entre nuestras fronteras. A lo mejor nadie le ha dicho a Trump que tenemos varios miles de kilómetros entre los dos países. Lo que sería una locura de costo y trabajo para poder hacerlo. Es más, no existe el cemento suficiente y necesario para tal fin, y llevaría muchos años de construcción, que no se le podría exigir a México que la pagara. Pero, ahora ya cambio la versión, ya no será muro, será una malla, que desde luego entre esas dos cosas hay una grandísima diferencia, lo anterior nos demuestra que la mesura en su discurso se está adecuando a la realidad. A lo mejor alguien de sus asesores le dijo: mire usted, señor presidente electo, los mexicanos son unos hijos desobedientes muy expertos en hacer túneles debajo de nuestras fronteras, así que a lo mejor nos pasaría igual que como cuando se hizo la gran muralla china, bien reforzada, alta e imponente y no fue obstáculo para ser brincada, asaltada y hasta corrompían a los guardias para que dejaran pasar a los invasores de aquellos tiempos.

María Elena Yrizar Arias

En el trascurso de los días entre el 5 de noviembre y el 4 de diciembre pasados se han cometido en San Luis Potosí 28 asesinatos, pero al parecer sólo en dos casos detuvieron a los involucrados.

Antier se registró un intento de asalto en la colonia Jardín, en la esquina de avenida Himno Nacional y Juan de Oñate, en la capital potosina, cuando un vehículo con dos personas que previamente habían retirado dinero del banco, transitaba por el cruce señalado. Al hacer alto en el semáforo, se les aparejó una moto con dos individuos jóvenes que intentaron asaltarlos, sin embargo, uno de los ocupantes del vehículo, al darse cuenta de la pretensión de los motociclistas, frustro el ataque, ya que sacó una pistola y, al dispararla, hirió a uno de los presuntos asaltantes con dos balas a la altura del abdomen y también a una mujer que viajaba en un taxi, que transitaba por el mismo lugar. Lo curioso de este caso es que en días previos ya se había subido una fotografía de estos asaltantes a las redes sociales, que aparecen portando una pistola y habían sido denunciados como “un tipo está asaltando… tengan cuidado”.

María Elena Yrizar Arias

En los últimos días hemos visto que se reclama y exige al gobierno del estado potosino que se implemente la alerta de violencia de género en la entidad. Así, algunas voces de opinión lo reclaman, por ejemplo la activista Fátima Alvizo, de Educación y Ciudadanía, AC, consideró que la sociedad potosina se siente devastada ante el incremento de la desaparición de mujeres y la violencia feminicida, esto ante la mirada de un gobierno estatal que parece sirve a la impunidad. Como sociedad civil dijo que estarán impulsando una declaratoria de alerta de género como una medida emergente para disminuir esta violencia contra las mujeres. Mientras tanto la activista Arely Torres Miranda, integrante del Consejo Consultivo del Instituto Nacional de las Mujeres, lamentó el asesinato de Viviana Elizabeth Vázquez Hernández, estudiante universitaria que fue encontraba muerta este domingo, con un balazo en la cabeza, en la ex hacienda La Parada, ubicada en el municipio de Ahualulco. Es un caso que debe tratarse como feminicidio, consideró la activista, y que la alerta de género debe declararse ya y esta será una exigencia de la sociedad civil, así como la aplicación del protocolo Alba, del cual no entiende cómo no se ha aplicado en la desaparición de mujeres.

Estas dos voces sólo demuestran la desesperación social que se vive en el estado, ya que para comprender mejor sobre este tema habrá que precisar de qué se trata este asunto.