María Elena Yrizar Arias

El martes de esta semana, en las instalaciones del PRI estatal, en respuesta a la convocatoria que previamente había lanzado el tricolor para aquellos militantes que aspiraran a la reelección en los casos de los presidentes municipales actuales o a las precandidaturas a las alcaldías y a las diputaciones locales, concurrieron múltiples aspirantes. Así se vio llegar ante la Comisión Estatal de Procesos Internos a priístas de varios municipios en el estado. Para el caso de reelección a presidentes municipales, fueron a pre registrarse los actuales presidentes con licencia de Ciudad Valles, Villa de Reyes, Ciudad del Maíz, Salinas de Hidalgo, Tancanhuitz, Ciudad Fernández y Aquismón, quienes participarán por primera vez en la experiencia política que los posibilite a ser reelectos.

En la mencionada convocatoria se excluyeron cuatro municipios, dos de gran importancia por ser las ciudades más pobladas del estado: Soledad de Graciano Sánchez y San Luis Potosí. Las otras dos son Tamazunchale y Villa de la Paz, donde se suspendieron las preinscripciones porque, según argumento el PRI, en esos municipios se van a aliar con otros partidos políticos. El anterior argumento no es válido, pues todos sabemos que en esos municipios el priísmo no tiene suficiente presencia, ni siquiera cuenta con algún candidato que les levante la elección.

Para el caso de los precandidatos a las presidencias municipales, destacaron que para Ébano se preinscribieron 9 aspirantes, para Cedral 3, Mexquitic de Carmona 7, Tancanhuitz 2, Ciudad Fernández 2, San Ciro de Acosta 2 y Ciudad Valles 2. La situación que pudiera darse en los casos en que existen varios aspirantes, desafortunadamente da lugar al divisionismo y enojo de los militantes. Supongamos sin conceder que así pase, pero en el caso de Ciudad Valles, el actual presidente municipal con licencia, Jorge Terán, aspira a ser reelecto, y por otra parte existen dos preaspirantes a la alcaldía. Entonces, ¿qué decisión tomarán? Y en el caso de Ébano, con tantos aspirantes y siendo un municipio actualmente gobernado por un panista, habría que preguntarnos ¿qué posibilidad tienen de ganar la presidencia y cuál de ellos estará en esa posibilidad? Las cosas no son tan simples como parecen.

En el caso de Matehuala, participó en la preinscripción el empresario Nicolás Rueda Leiva –hermano de la actual diputada federal suplente de Ruth Tiscareño–, hombre conocido por su honestidad, quien fue acompañado por Lucidalia Pedraza y Sergio Rodríguez, presidenta y secretario del comité municipal de aquel lugar, así como sus familiares. Otra preinscripción fue la de Evelyn Olvera, del municipio de Cárdenas, y por Xilitla, la actual diputada local Rebeca Terán se preinscribió. Allí hay otros dos aspirantes más. Arnulfo Urbiola Román se registró como único aspirante por la presidencia de Rioverde. Total, fueron 123 aspirantes, los cuales estarán sujetos a la calificación del comité, sobre el cumplimiento de los requisitos y otras circunstancias de conveniencia partidaria.

También hubo preinscripción de los aspirantes a diputados locales; del distrito 1, participaron Ezequiel Juárez y Juan Carlos Pérez, este último denunció que, a pesar de haber entregado su documentación en tiempo y forma para participar dentro del proceso interno del PRI, le notificaron que le hacía falta un papel para completar su registro, “el cual en realidad no faltaba”. Aseveró que el proceso de elección de candidatos por el tricolor está “amañado”, además de que es tendencioso y “amafiado”, situación por la cual tomó las instalaciones del partido ayer mismo.

Entre los preaspirantes preinscritos se destacan Luis Fernando Alonso, ex director del Instituto de la Juventud; Enrique Malacara, ex director del Instituto de Atención a Migrantes; también Guillermo Cabrera, ex encargado de la Oficina del Despacho de la Secretaría General de Gobierno; la secretaria general del PRI, Rosario Sánchez; el ex dirigente de los abogados, Martín Vaca; el ex líder ganadero Ángel de la Vega; y Álvaro Candia, con gran trayectoria política.

En el área metropolitana de San Luis y Soledad habitan más de la mitad del total de los potosinos, por lo tanto, habría que cuestionarnos ¿cómo le va a hacer el PRI para aportar los votos para el candidato José Antonio Meade? ¿Quién podrá ser el candidato ganador? Sobre todo ahora que sabemos que Ricardo Gallardo Juárez aspira a reelegirse en la capital potosina, donde está debidamente posesionado. ¿Quién lo desbancará? Se sabe que está el PRI presionando a Enrique Galindo para candidato a la presidencia capitalina, pero en lo personal, creemos que Galindo no es ningún suicida político, él quiere la senaduría. En fin, ya veremos qué pasa.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.