• 1
  • 2
  • 3

Totalmente desprotegida se encuentra la población del municipio de Dr. Arroyo, Nuevo León, en caso de registrarse algún incendio tanto en la zona urbana como sus alrededores, debido a que en aquella ciudad no cuentan con cuerpo de Bomberos que pudiera atender de manera pronta algún siniestro, lo que algún día pudiera derivar en una tragedia. 

El incendio registrado la noche del miércoles 27 de julio en un negocio de abarrotes, puso en evidencia que en el municipio de Dr. Arroyo no existe personal de Bomberos que pudiera hacerle frente a alguna catástrofe provocada por el fuego, poniendo así en riesgo la integridad física de los arroyenses. 

Fue alrededor de las 22:00 horas cuando las llamas comenzaron a consumir el negocio denominado Compañía Abarrotera, ubicado a dos cuadras de Protección Civil, corporación que no cuenta con las herramientas necesarias ni la preparación para combatir un incendio sin importar la magnitud del mismo. 

Elementos de los heroicos tragahumos de Matehuala tuvieron que trasladarse hasta el vecino municipio para sofocar las llamas; tiempo en que el fuego seguía consumiendo productos del negocio, provocando un daño aún mayor al patrimonio de sus propietarios. 

Habitantes de Dr. Arroyo se encuentran sumamente molestos, debido a que no se explican el por qué nunca se ha buscado la manera de instalar una central de Bomberos; agregando que la administración actual sí cuenta con recursos, ya que se han entregado lujosos vehículos a la Policía Municipal, al director de Obras Públicas, a la presidenta del DIF así como al mismo Alcalde. 

Agregaron que esperan que la actual administración que encabeza el Presidente Antonio Martínez Rodríguez, contemple la posibilidad de iniciar el proyecto de crear una central de Bomberos, ya que no es posible que un municipio como Dr. Arroyo no cuente con una corporación tan necesaria. 

Aceptaron que no todo es responsabilidad del gobierno, se necesita se sumen la iniciativa privada y la ciudadanía para lograr que se tenga una central de Bomberos en el Sur de Nuevo León, lo que sería de beneficio para miles de personas. 

“Pero tal vez estén esperando que se registren pérdidas humanas para actuar”, señalaron varios arroyenses.