VANEGAS, SLP.- Como parte de la labor social que lleva a cabo la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y en apoyo de las familias de escasos recursos económicos, Policías Estatales entregaron ropa abrigadora y juguetes a alrededor de Mil habitantes de las comunidades Tepetate y La Trueba, en el municipio de Vanegas.

Con sonrisas y entusiasmo las niñas y los niños de estas localidades, agradecieron este grato momento de felicidad.: “muchas gracias policías”.

En una gira de trabajo por este municipio del Altiplano Norte, la señora Olga Asunción Portillo de Gutiérrez, presidenta del Voluntariado de la SSPE, acompañada por el presidente municipal de Vanegas, Roberto Carlos Medina Hernández; el comandante Bonifacio Hernández Mata, Jefe Policial en la región del Altiplano; presidentes de comités ejidales, Damas Voluntarias así como personal administrativo y operativo de la SSPE, visitaron y convivieron con las familias de estas dos zonas vulnerables.

En la plaza principal de Tepetate, el alcalde Roberto Carlos Medina, luego de dar la bienvenida a la señora Olga Asunción Portillo, dijo que la ropa, juguetes y cobijas fueron una aportación de los trabajadores de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. “Nos complace contar con la presencia de elementos de Seguridad Pública, quienes reflejan actitudes solidarias y sensibles, porque no nada más ellos nos protegen y cuidan de nuestra seguridad sino también son personas humanas y sensibles ante las necesidades de nuestra gente, señaló.

Agradeció al General Arturo Gutiérrez por estas acciones y el apoyo que siempre ha brindado para garantizar la seguridad en las diferentes comunidades del municipio de Vanegas.

Amelia Castillo Pintor, presidenta del comisariado Ejidal de La Trueba, dijo que las familias y los niños y las niñas estaban muy entusiasmados esperando estos obsequios; “gracias al personal de la policía porque hace años que vinieron y hoy regresaron nuevamente, agradezco por acordarse de los niños, por las personas de la tercera edad.  No es el valor de la prenda sino el cariño con el que los vienen a entregar, es lo que cuenta. Dijo que estas acciones permiten que los niños no les tengan miedo a los policías, por el contrario que los conozcan y sepan que los apoyan en cualquier situación.

El presidente del Comisariado Ejidal de Tepetate, Jesús Presa Barajas, mencionó que estos donativos son un gran orgullo y se dijo honrado de que los elementos de seguridad se hayan fijado en esta comunidad alejada del Estado para traer estos artículos.

Marisela Estrada Ledesma, madre de familia, manifestó que la donación es bien recibida “tenemos mucho frío; mi hijo quería una pelota y ya me la dieron”.  Calificó como buenos elementos a los policías por su trabajo que realizan aquí y en todas las comunidades”.

María Balderas, del rancho Salitrillo en Tepetate, llevó a sus hijos y sobrinos a recibir los presentes y, comentó “es una ilusión de los niños recibir los juguetes”.

Los infantes y adultos dieron un prolongado aplauso al personal de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado por ésta acción, al tiempo que felices disfrutaban de sus regalos.