miércoles 8 diciembre 2021

MÁS DE 53 MIL MDP PARA S.L.P. EN 2022

San Luis Potosí ejercerá durante el ejercicio fiscal 2022 un presupuesto federal de más de 53 mil millones de pesos que representa un incremento de 2 mil 600 millones con respecto al del presente año, informó el Gobernador Ricardo Gallardo Cardona. Reveló que los malos indicadores que dejó la pasada administración impidió un incremento mayor, ya que se pudo haber llegado hasta los 9 mil millones adicionales.

Señaló que pese a los malos antecedentes que se tuvieron por las observaciones realizadas al presupuesto que manejó el anterior Gobierno, se logró rescatar 2 mil 600 millones de pesos, recursos que serán utilizados para cubrir las afectaciones que se tendrán en otros rubros como salud y educación.

El Mandatario reconoció que al Estado le pudo haber ido mejor, “pudimos haber conseguido 5 mil, 6 mil o hasta 9 mil millones, pero el principal problema fueron los indicadores negativos que entregó a la Federación el pasado Gobernador, como cuentas con observaciones millonarias, que tan solo en la Secretaría de Salud ascendieron a mil 700 millones de pesos, lo cual afectó el presupuesto del Estado, pues si ve el Gobierno Federal que en San Luis Potosí se sustrae el dinero, claro que tiene que haber recortes, eso es entendible”, manifestó.

Sostuvo que ante esta situación el Gobierno del Estado se tendrá que apretar el cinturón, pero adelantó que no se afectarán los programas sociales ni las obras estructurales proyectadas para el próximo año con una inversión de 5 mil millones de pesos, varias de las cuales arrancarán en diciembre, “porque San Luis Potosí tiene que seguir avanzando y creciendo; no nos vamos a quejar diciendo que no nos dieron dinero para hacer las cosas, las vamos hacer porque las tenemos que hacer”, afirmó.

Gallardo Cardona indicó que si varios rubros se recortaron en el presupuesto para el 2022 debido a los indicadores negativos heredados de la pasada administración, esto no frenará el trabajo del nuevo Gobierno y destacó que pese a esos antecedentes con el incremento de las participaciones federales se equilibrarán los “descalabros” que se van a tener principalmente en salud y educación.