viernes 27 mayo 2022

GOBIERNO POTOSINO ARRANCA SEGUNDA ENTREGA DE BECAS ALIMENTARIAS

El Gobierno del Estado de San Luis Potosí, a través de la Secretaría de Desarrollo Social y Regional (Sedesore), arrancó la segunda entrega del programa Becas Alimentarias, con el cual durante febrero y marzo se dotará a más de 300 mil familias de las cuatro regiones de insumos de primera necesidad, dentro del plan de Gobierno para erradicar la pobreza y el rezago social.

El titular de Sedesore detalló que la coordinación con el Sistema Estatal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) fortalecerá la reanudación de los apoyos alimentarios en las zonas más marginadas de los 58 municipios, garantizando la entrega correcta a quienes más lo necesitan y respetando los lineamientos de sanidad impuestos por las autoridades de Salud debido a la pandemia de Covid-19.

Destacó que en la primera entrega fueron integradas más de 250 mil familias de las cuatro regiones, comenzando así con el abatimiento del índice de más de 480 mil personas con carencia alimentaria en San Luis Potosí, de acuerdo con el más reciente reporte del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Agregó que la propuesta del nuevo Gobierno es brindar oportunidades de desarrollo equitativas a todas las y los potosinos, para que las familias de más escasos recursos puedan afrontar con mayor solvencia la crisis económica generada por la pandemia, la cual vino a agudizar la de por sí difícil situación que ya enfrentaban debido al olvido en que las mantuvieron los anteriores gobiernos. “Ahora, eso cambió, las Becas Alimentarias representan la seguridad social que tanto reclamaban las y los potosinos”, citó la dependencia.

Por último, manifestó que el Gobierno potosino atenderá primordialmente las zonas con mayor atraso social de todo el territorio potosino, como son los municipios de Aquismón, Coxcatlán, Huehuetlán, San Antonio, San Martín Chalchicuautla, Santa Catarina, Tampamolón Corona, Tancanhuitz, Tanlajás, Armadillo de los Infante, Xilitla, Matlapa y Tampacán, afectados por la falta de políticas gubernamentales orientadas a brindar alimentación de calidad a sus habitantes.