martes 7 julio 2020

COBRO POR ACCESAR A CATORCE NO SE VE REFLEJADO EN SERVICIOS Y SEGURIDAD: RAMÓN INFANTE GUERRERO

Juan Ramón Infante Guerrero, presidente del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), se pronunció respecto al incremento a la tarifa por acceder al Túnel Ogarrio en Real de Catorce que pasó de 30 a 50 pesos, señalando que dicho cobro no se ve reflejado en mejorar los servicios básicos, seguridad, señalética, entre otros.

Entrevistado al respecto destacó que el cobro no corresponde a la realidad, ya que los servicios prestados por parte del Ayuntamiento de Catorce como la recolección de basura, imagen urbana, vialidades correctas, el buen trato sobretodo al turista y al mismo ciudadano, dejan mucho que desear.

“El simple hecho de que suba de 30 a 50 pesos, estamos hablando casi de un 70 por ciento de incremento a los vehículos particulares y de 30 a 100 pesos de los vehículos de reparto que llevan su mercancía y abastecen a los comerciantes, hoteleros y prestadores de servicios de Real de Catorce, hablamos de más de un 200 por ciento en su aumento”, explicó.

Agregó que si bien los proveedores están haciendo comercio, están también facilitando a los prestadores de servicios en llevarles hasta su lugar los productos; ya que lo anterior representa desgaste en combustibles, viáticos, etcétera; “por lo que se me hace un tanto excesivo, muy grotesco el cobro, porque no está siendo recíproco con los servicios ofrecidos”.

Infante Guerrero detalló que Real de Catorce es un Pueblo Mágico el cual tiene un alto flujo de visitantes; “observamos de acuerdo a los folios que se están presentando en los tickets de acceso, que se recibieron en la primer semana del aumento más de 150 mil pesos de acceso al túnel”.

“Entonces en qué se está utilizando, dónde está ese recurso, estamos hablando de una temporada baja, realmente de 600 mil pesos en un mes en temporada de poca afluencia, cuando sea temporada alta estamos hablando del millón de pesos mensuales”, sentenció.

Juan Ramón Infante cuestionó el destino de esos recursos que no se ven reflejados en el pueblo; “no se ven reflejados en señalética, no se ven reflejados en servicios, ni en seguridad, ya que ésta es deficiente”.

“Realmente el turista y los pobladores no están recibiendo un servicio recíproco por el costo que se está pagando, pues si aparte hablamos de la terrible inseguridad que se está viviendo en el poblado, pues eso conlleva a ahuyentar bastante el turismo”.

“Vemos también una secretaría del Gobierno del Estado con poco apoyo directo o que escuche al mismo turismo, vemos que ya se volvió un tanto obsoleta, añeja por el tiempo que ha tenido y necesita un cambio, una frescura, nuevas ideas y proyectos para sacar adelante al pueblo de Real de Catorce, y sumen más a los prestadores de servicios y no se tomen ideas tan arrebatadas”, opinó.

Por último dijo desconocer si el aumento de la tarifa para acceder al Túnel Ogarrio fue aprobada o no en la ley de ingresos, pero resultó bastante dañino para el bolsillo de los turistas de la región como los que vienen de otras partes con este aumento tan avaricioso.

“Realmente creemos que los recursos están teniendo algunos otros destinos oscuros, sería bueno que se diera un informe mensual de los ingresos y egresos que está teniendo el túnel, porque tal pareciera que es la caja chica para realizar diferentes actividades o para el beneficio particular de unos cuantos”, finalizó Infante Guerrero.